Hossegor

El bosque

Natural, fresco, puro, esencial

Al oeste el océano, al este el bosque. Hossegor es tierra de contrastes. Su mayor riqueza, la naturaleza. Un tercio de su superficie la compone el bosque.

Gracias al trabajo del hombre y no solo el de la naturaleza, las Landas son hoy el masivo forestal más grande de Europa, y el pulmón verde de nuestro país. En el siglo XIX, por orden de Napoleón III se planta un océano de pinos en todos los pantanos. Los pinos recogen así el agua de más. Desde entonces, el bosque juega un rol imprescindible en la economía de esta región, siendo la única que reúne todas las actividades relacionadas con la industria de la madera: semillas, viveros, producción de madera, fabricación de productos acabados (carpintería, ebanistería, anillos o envase) y papelería. Y a diferencia de todos los demás principales países productores, donde los dueños del bosque no están presentes, aquí en las landas, el 90% son dueños de la superficie que tratan. El bosque de Hossegor, consta de cuatro especies - en su mayoría pinos, pero también robles Ingleses, alcornoques y arbustos. La característica sobresaliente de Hossegor es que ha sabido conservar su patrimonio natural y crear una ciudad en el bosque. Además, gracias a un importante programa, la ciudad protege, conserva y explota este medio de forma sostenible y promociona la cultura forestal, destacando todos los puntos de venta de la madera, y dando a conocer la vida del bosque.

 Hossegor
 Hossegor
 Hossegor
 Hossegor